Saltar al contenido

Almacenaje para baños muy pequeños

Los baños pequeños son todo un reto a la hora de decorar, pero también a la hora de buscar almacenaje extra.

Es que en esta estancia siempre vamos a necesitar espacio, ya sea para las toallas o para los productos de higiene personal.

A continuación te daremos algunas ideas de almacenaje para baños muy pequeños.

Columnas estrechas

El almacenaje vertical siempre es bienvenido, sobre todo en espacios reducidos. Sí, columnas para baño hemos visto infinidad de veces. Quizá pienses que tu espacio es excesivamente reducido para colocar una, pero lo cierto es que en el mercado podemos encontrar modelos que se adaptan sin problemas a estos rincones.

Existen modelos con menor profundidad, que aunque no sirvan para guardar toallas, sí servirán para guardar todo tipo de cremas y colonias, por ejemplo.

Toalleros escalera

Los toalleros escalera son muy estéticos y quedarán genial en cualquier baño, pero además, suponen un espacio extra para poder colgar tus toallas.

Si lo prefieres, puedes aprovechar sus peldaños para colocar ganchos con bolsas. Sin duda es una manera muy estética de almacenar en un cuarto de baño pequeño.

Espejos con baldas

Hay espejos lisos y espejos con baldas. Es cierto que se usan más los primeros, pero los segundos pueden ser muy útiles en los baños muy pequeños.

Tengamos en cuenta que, normalmente, en los baños más pequeños usamos lavabos más pequeños. Tener encima del lavabo botes y demás cosméticos no sólo nos dará aspecto de ordenado, es que además, visualmente puede recargar el ambiente.

Estas baldas nos permiten tenerlo todo ordenado y a la vista, prescindiendo así de la zona del lavabo y dejándola despejada.

Además, si lo prefieres, también puedes buscar modelos de espejo con almacenaje dentro. El típico mueble que al abrir deja un montón de espacio para colocar desde tus cepillos de dientes hasta tus medicamentos.

Accesorios para vaciar cajones

¿No tienes suficiente espacio en los cajones? En este caso, lo importante es sacar los objetos que más ocupen.

Puedes comprar un accesorio de pared para colocar el secador, por ejemplo. Son similares a los que podemos ver en la habitación de un hotel. Estéticamente no quedan mal, sobre todo si contamos con secadores bonitos.

Otra opción es sacar el espejo de aumento e integrarlo también en la pared. Piensa que, además, todo lo que suponga espejos hace más amplio el espacio.

Duchas ordenadas

Generalmente los baños muy pequeños no tienen bañera. Si no es así, una recomendación que podemos hacerte, si es que padeces mucho la falta de espacio, es la de cambiar la bañera por un plato de ducha. Aunque no lo creas, visualmente ganarás mucho espacio.

Una vez tengas ducha, piensa en las barras y cestas que se colocan en este espacio para que esté todo organizado. El orden hará que tu baño también se vea más grande. Puedes escoger desde pequeñas cestas que se cuelguen en la barra de la ducha, hasta baldas superiores para poder colocar las toallas.

Orden en los cajones

Por último, no nos cansamos de repetir que el orden hace que ocupemos menos espacio. Un cajón ordenado siempre tendrá más espacio que uno desordenado. Una interesante alternativa son los separadores para poder tener cada cosa en su sitio.

También podemos usar cajas o cestas, intentando que todo tenga siempre su sitio fijo, algo muy importante para optimizar el espacio en baños muy pequeños.

¿Qué te parecieron las propuestas de almacenaje para baños muy pequeños? Esperamos que te sirvan de inspiración… ¡Gracias por seguirnos!